Páginas

miércoles, 20 de julio de 2016

NUTRICIÓN, SEGURIDAD ALIMENTARIA Y REDUCCIÓN DE LA POBREZA. SMLM2016

 
La desnutrición, incluyendo la lactancia materna sub-óptima, subyace en el 45% de todas las muertes de niños y niñas menores de 5 años.
La forma más frecuente de desnutrición, el retraso en el crecimiento (baja talla para la edad), prevalece desde el nacimiento y continúa aumentando drásticamente hasta los 24 meses de edad. La oportunidad para reducir el retraso en el crecimiento se da durante los 1.000 días desde la concepción hasta los 2 años de edad.
Las inversiones a tiempo para prevenir el bajo peso al nacer y el retraso en el crecimiento, y para lograr el inicio temprano de la lactancia materna exclusiva, contribuyen a reducir el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas futuras.
No amamantar se asocia con pérdidas económicas de alrededor de $ 302 billones al año - 0.49% del ingreso nacional bruto en todo el mundo.
Las familias gastan mundialmente un estimado de $ 54 billones al año en la compra de formulas infantiles .
Se ha encontrado que las personas que recibieron lactancia materna durante su niñez logran mayores ingresos económicos que quienes no recibieron leche materna.